Ignacianos por haití

Encuentro entre Embajadores de Transformación y profes de Haití

El último Encuentro de Embajadores de Transformación, llevado a cabo en el marco de la campaña, tuvo 2 invitadas muy especiales: Yanie y Guerline, las 2 profes de Fe y Alegría Haití que estuvieron de visita en Brasil. Gracias a la colaboración del Colegio Diocesano, los Embajadores tuvieron la oportunidad de conversar con ellas.

1480949227dsc04377-jpg

Entre mensajes de gratitud y apoyo, preguntas y relatos de vida, se fueron generando emociones (que por momentos dejaban sin palabras), haciendo de ésta, otra instancia en la que el sentido de la campaña cobró mucha más vida.

Es muy lindo ver que todo lo que se hace dentro de los diferentes colegios tiene un rostro y voces, son personas concretas, son colegas, y nos compromete como colegio a que esto pueda seguir continuando de alguna manera”.

Manifestó Carla, profe del Colegio Cristo Rey que estuvo acompañando a los Embajadores del colegio.

Por su lado Yanie y Guerline, además de manifestar su gratitud, contaron un poco sobre las necesidades de sus escuelas, donde la comida y la salud de los niños, aspectos primordiales para su desarrollo, no están 100% asegurados y su insuficiencia es motivo de no asistencia a la escuela.

Screen Shot 2017-01-18 at 8.51.41 AM Screen Shot 2017-01-18 at 8.52.51 AM

El Encuentro, por lo tanto, fue otro espacio para dimensionar la importancia de iniciativas de sensibilización y colaboración como Ignacianos por Haití, así como para invitar a seguir siendo parte del mejoramiento de la educación en el país.

Hacia el final del Encuentro, Yanie y Guerline cantaron en creol una de las canciones que cantan con los niños en la escuela. La puedes ver y escuchar en el siguiente video:

“Quiero agradecer a las profesoras por la oportunidad de compartir sus relatos y responder nuestras preguntas. Agradecer también la nobleza de su labor, de buscar siempre lo mejor para los niños.”

Fue el mensaje de Aurora, Embajadora del Colegio Catarinense (Brasil)

El Encuentro terminó lleno de “ESPWA” y el corazón “KÈ KONTANT” (esperanza y alegría en creol) por la certeza de haber hecho un aporte concreto, y por los vínculos que se han tejido entre todos los Ignacianos por Haití.